Israel y Hamás acuerdan ampliar la tregua hasta el jueves, según Qatar | Internacional

El Gobierno de Qatar, principal mediador en el conflicto entre Israel y Hamás, anunció en la tarde del lunes una ampliación de dos días de la tregua que comenzó en la mañana del viernes pasado. De esta forma, el alto el fuego se extiende hasta la madrugada del jueves y se mantienen los intercambios diarios de rehenes en manos de los yihadistas en Gaza por prisioneros palestinos en cárceles israelíes. En principio, se mantendrá el mismo ritmo en esos canjes, con lo que entre martes y miércoles se espera que sean liberados 20 secuestrados más y recuperen la libertad 60 reos. A lo largo del lunes, cuarto y último día de tregua pactada la semana pasada, fue creciendo el optimismo que finalmente se ha visto refrendado mientras las partes preparan el cuarto de los intercambios supervisado por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Así, está previsto que hoy sean liberados 11 rehenes a cambio de 33 reos palestinos de Cisjordania y Jerusalén Este.

El viento soplaba a favor desde que tanto Israel como Hamás dieron a entender que buscaban extender la entente. Estaban presionadas por la comunidad internacional, que ve en el paréntesis actual una oportunidad necesaria para que el ejército no retome sus ataques en respuesta a la matanza de Hamás del 7 de octubre, detonante de la contienda, que ha dejado casi 15.000 muertos en Gaza. Impulsaban ese deseo de extender la tregua tanto los principales mediadores, Qatar, Egipto y Estados Unidos, como la Unión Europea, la OTAN o Naciones Unidas por medio de su secretario general, António Guterres. La presión también llegaba del ámbito doméstico al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, especialmente de las familias de los aproximadamente 200 rehenes que permanecen todavía en el enclave mediterráneo palestino y para los que su regreso a casa es la principal prioridad. Incluso desde la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que lleva los designios de Cisjordania pero no de Gaza, mostraron su apoyo a la ampliación del cese de hostilidades, que, al mismo tiempo daría un mayor plazo a la castigada población de Gaza a aprovisionarse ante un posible regreso de los bombardeos.

Las autoridades de Israel habían manifestado su deseo de ir extendiendo la tregua día a día mientras que los países intermediarios tratan de arañar un acuerdo más ambicioso de varias jornadas, como así ha sido, según una fuente del ámbito de la seguridad egipcia citada por la agencia France Presse. Hamás, por su parte, había propuesto ampliarla de dos a cuatro días, según la misma agencia. El portavoz del Gobierno egipcio, Diaa Rashwan, apuntó a que las partes estaban cerca de cerrar dos días más de alto el fuego a cambio de que salgan de Gaza 20 rehenes e Israel excarcele a 60 presos más. En los tres primeros días de tregua, el Movimiento de Resistencia Islámico liberó a 54 rehenes y las autoridades de Israel excarcelaron a 117 presos palestinos.

Israel mantiene en todo caso que, una vez traídos de vuelta los rehenes, seguirá con sus ataques a la Franja para acabar con Hamás. “Si quieres paz, destruye Hamás”, insistió el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, tras acompañar al director ejecutivo de la red social X (antes Twitter), Elon Musk, en su visita a uno de los lugares de los ataques de Hamás del 7 de octubre.

A diferencia de los testimonios que emergen de los prisioneros palestinos liberados, Israel guarda con celo la información que traen de vuelta los rehenes de sus semanas de cautiverio. Sí ha trascendido, por ejemplo, que Roni Krivoi, el ciudadano ruso-israelí liberado en la noche del domingo, logró escapar de sus captores y permaneció escondido cuatro días antes de volver a ser capturado, según ha explicado su tía Elena Magid, informa Times of Israel citando a Radio Kan. El joven, liberado como gesto de Hamás al presidente ruso, Vladímir Putin, se encontraba en un edificio que quedó en parte destruido tras uno de los bombardeos y fue entonces cuando aprovechó para emprender la fuga. “Logró escapar y se escondió él solo durante varios días. Al final, los gazatíes lo capturaron y lo devolvieron a manos de los terroristas”, dijo Magid.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Mientras, el ala más dura del ejecutivo de Netanyahu defiende seguir reforzando la presencia de colonos —en torno a medio millón— en zonas ocupadas de Palestina. En este sentido, el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, pidió este lunes que, pese a las restricciones que la guerra impone al país, saliera adelante una partida de unos 1.200 millones de euros destinada a esos asentamientos, considerados ilegales, y a la comunidad judía ultraortodoxa. Ese impulso a las colonias llega en un momento en el que sus habitantes forman parte activa del incremento de la violencia contra palestinos en Cisjordania.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_