La audiencia que sostiene la televisión tradicional es cada vez más mayor | Televisión

[Esta pieza es una versión de uno de los envíos de la newsletter semanal de Televisión de EL PAÍS, que sale todos los jueves. Si quiere suscribirse, puede hacerlo a través de este enlace].

La audiencia de la televisión tradicional está cada vez más envejecida y los jóvenes, más lejos de la televisión tradicional. Estas sentencias, percepciones generalizadas en la industria televisiva, se sostienen con datos. Que la audiencia de la televisión tradicional es cada vez mayor no ocurre solo en España. The New York Times publicaba hace unas semanas un artículo titulado La última esperanza de las cadenas de televisión: los boomers que explicaba que la televisión tradicional se sostiene gracias a los espectadores de mayor edad. Programas como The Golden Bachelor, con concursantes de más de 60 años, o espacios como Dancing with the Stars, Wheel of Fortune (su Ruleta) y Jeopardy!, que llevan décadas en antena, se dirigen especialmente a este público. Y quizá por eso también la proliferación de resurrecciones de series de hace años y de franquicias del tipo Chicago, FBI o Ley y orden.

En el artículo, un veterano ejecutivo que ha trabajado en varios canales explica que se trata de una generación que creció con su mundo organizado en torno a los horarios de la televisión y mantiene esas costumbres. También explicaban que la edad media de los seguidores de los programas más vistos en EE UU hace una década iba de los 45 a los 55, aproximadamente. Sin embargo, en la temporada 2022-2023, el espectador medio superó los 60 años. Por ejemplo, la audiencia de Anatomía de Grey en ABC tuvo una edad media de 64,1 años, y la de El joven Sheldon superó los 65 años. La edad media de los espectadores de esas mismas series en plataformas es bastante inferior, con incluso 20 o 25 años de diferencia. El problema no es tanto el contenido como el medio.

¿Y en España? Kantar Media, la empresa que mide las audiencias en España, no solo sabe cuántas personas ven la televisión, un canal o un programa. También mide algunas características demográficas de esa audiencia, como su edad. Mirando esos datos, el cuadro es claro: entre la temporada 2012-2013 y la 2022-2023, la edad media de público de la televisión lineal en España ha pasado de 48 a 57 años. En lo que llevamos de la actual temporada, hasta el 31 de octubre, la edad media de los espectadores de la televisión tradicional es de 58 años. Es decir, en poco más de una década, el público de la televisión lineal, la que se emite a una determinada hora en un determinado canal, ha envejecido 10 años.

Los motivos son varios. El grupo de más de 65 años es la que más minutos de televisión consume cada día con mucha diferencia y los que menos se han pasado a las plataformas y a otros dispositivos que no miden estas audiencias. Porque si alguien ve por ejemplo Gran Hermano en el ordenador, su visionado no va a contar dentro de estos datos. Kantar solo ofrece datos de espectadores de la televisión lineal y en la televisión, no en otros dispositivos.‌

También hay que tener en cuenta que el envejecimiento de la población es un fenómeno generalizado. Los datos de Eurostat, la Oficina Europea de Estadística, muestran ese aumento de la edad media de los españoles. Tomando como referencia los mismos años que arriba, en 2012 la edad media de los españoles era de 40,8 años. En 2022, la media era de 45,1 años. Somos uno de los países europeos que ha envejecido a mayor velocidad. De hecho, mientras que en 2012 estábamos por debajo de la edad media de la Unión Europea (41,9 años), en 2022 ya estamos por encima de la media europea (44,4 años). Así que, efectivamente, la edad media de los españoles ha subido más de cuatro años en la última década. Pero el crecimiento de la edad media de los telespectadores ha sido superior en el mismo tiempo.

‌¿Cuál es la cadena cuya edad media ha crecido más en la última década? De los tres principales canales en abierto españoles, La 1, Antena 3 y Telecinco, la cadena pública es la que partía con una audiencia más envejecida en la temporada 2012-2013, con una media de 55 años. En lo que llevamos de la actual temporada, su edad media se sitúa en 61 años. Telecinco partía de una edad media de 53 años en la temporada 2012-2013, y en la actual está en 59 años. Es decir, tanto La 1 como Telecinco han visto cómo la edad media de sus espectadores ha aumentado seis años desde 2012-2013. Pero llama la atención el caso de Antena 3. El canal de Atresmedia partía con una audiencia más joven, con una media de 50 años en la temporada 2012-2013. Sin embargo, su audiencia ha envejecido 12 años desde entonces, y ahora se sitúa en una media de 62 años. En la última década, Antena 3 ha pasado de ser la cadena con la audiencia más joven de los tres principales canales en abierto españoles a la que tiene la audiencia mayor.

Otro dato curioso era la evolución en la última década de la edad de la audiencia de determinados programas. Para ello, miramos los datos de La ruleta de la suerte, El hormiguero y también de los informativos de las 21.00 de las tres principales cadenas. La ruleta partía de una audiencia bastante mayor, con una media de 59 años en la temporada 2012-2023. En esta década, su edad ha crecido cinco años hasta situarse ahora en los 64 años de media. Más marcada ha sido la subida que ha experimentado El hormiguero. En la temporada 2012-2013, el programa de Pablo Motos tenía una audiencia con una edad media de 44 años. En la temporada 2022-2023 (y en lo que va del curso actual), esa edad media ha subido hasta los 56 años.

En los telediarios nocturnos se mantiene el marcado envejecimiento de la audiencia de Antena 3. En la temporada 2012-2013, el público del informativo que presentaba entonces Matías Prats tenía una edad media de 52 años. En la temporada actual, el noticiero que conduce Vicente Vallés tiene una audiencia de 61 años de media. Curiosamente, el público que sigue el informativo nocturno de Telecinco apenas ha variado su edad: en la temporada 2012-2013 tenía una media de 56 años y en la temporada actual es de 58 años (durante alguna temporada llegó a los 59 años de media). Aunque su cuota ha caído, ha sido capaz de mantener al público más joven. Tampoco ha tenido un cambio tan marcado el informativo de La 1, que ha pasado de los 57 años de media de su público a 61 años ahora.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas

APÚNTATE