La Corte Suprema permite abortos de emergencia en Idaho, por ahora

La Corte Suprema permite abortos de emergencia en Idaho, por ahora

“La orden de hoy de la Corte Suprema garantiza que las mujeres en Idaho puedan acceder a la atención médica de emergencia que necesitan cuando este caso regrese a los tribunales inferiores”, dijo Biden. “A ninguna mujer se le debe negar atención, obligarla a esperar hasta estar cerca de la muerte o a huir de su estado de origen sólo para recibir la atención médica que necesita”.

Idaho había pedido a los jueces que intervinieran después de que un panel de 11 miembros del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos bloqueara temporalmente la ley. Al aceptar escuchar el caso, los jueces restablecieron temporalmente la prohibición.

Según la ley de Idaho, el aborto es ilegal excepto en casos de incesto, violación, ciertos casos de embarazos no viables o cuando “sea necesario para prevenir la muerte de la mujer embarazada”. Los médicos que practican abortos corren el riesgo de recibir sanciones penales, penas de prisión y la pérdida de su licencia para ejercer la medicina.

La administración Biden había argumentado que la prohibición entraba en conflicto con la ley federal y que la ley federal debería prevalecer sobre ella. Idaho argumentó que la administración Biden había interpretado incorrectamente la ley federal en un intento de eludir las prohibiciones estatales, convirtiendo efectivamente a los hospitales en lugares legales para realizar abortos.

Los jueces liberales, junto con los jueces Amy Coney Barrett y Brett M. Kavanaugh y el presidente del Tribunal Supremo John G. Roberts Jr., escribieron o se sumaron a opiniones concurrentes. Los restantes conservadores del tribunal, los jueces Samuel A. Alito Jr., Clarence Thomas y Neil M. Gorsuch, discreparon.