La UE emitió formalmente las primeras sanciones a los violentos colonos israelíes | Internacional

La Unión Europea sancionó formalmente estas vías contra los primeros colonos israelíes violentos por “graves abusos contra los derechos humanos” contra ciudadanos palestinos. En la lista negra de la Unión figuran cuatro personas y dos organizaciones radicales. Es sólo la mitad de la lista inicial la que se está manejando y también menos de los que quieren sancionar a países como España. Pero el hecho de que se acordaran estos nombres, para exigir la unanimidad de un bloque muy dividido a la hora de hacer cualquier gesto que pudiera interpretarse como una crítica a Israel, es un cambio importante. Al mismo tiempo, Estados Unidos también amplió su aplicación de medidas contra los colonos violentos.

Según la decisión publicada en Diario oficial de la UE, el Veintisiete considera que los colonos y las entidades sancionadas son “responsables de graves abusos de los derechos humanos contra los palestinos, incluidas la tortura y otros castigos crueles, inhumanos y degradantes”. También la acusación de “violación indiscriminada del derecho a la propiedad y a la vida privada y familiar” de los palestinos en Cisjordania.

Las sanciones europeas implican la congelación de cualquier tipo de mercancías que las señales puedan tener en territorio europeo, la prohibición de cualquier tipo de transacción comercial con las mismas y, además, la denegación de entrada al espacio de la UE.

La creciente violencia de los colonos israelíes más radicales en Cisjordania y su potencial para vivir aún más polvo en Gaza hace que preocupa a Europa y Estados Unidos, el principal aliado de Israel. El último ejemplo de la tensa situación en la zona se produjo el pasado sábado: pocas horas antes del ataque iraní a Israel, que respondió a la atención y preocupación internacional, colonos radicales centenarios atacaron con armas de fuego a palestinos en varias poblaciones. Cisjordania, en venganza, traslada el hallazgo del cuerpo de un adolescente israelí desaparecido un día antes en la zona. El resultado de la acción violenta de los colonos, que también habitaban y vivían, fue al menos un palestino muerto y dos decenas de herederos más. El alto representante de política exterior de la UE, Josep Borrell, que decidió imponer sanciones contra los colonos, se declaró “consternado” por la “violencia en Cisjordania” y condenó tanto al asesino del joven como la “continua escalada” de ataques en Territorio Palestino.

Las entidades castigadas ahora incluyen a Lehava, un grupo “radical supremacista judío de extrema derecha”, y Juventud de las Colinas, otro grupo extremista compuesto por “miembros conocidos por acciones violentas contra los palestinos y su pueblo en la Cisjordania”. Dos de los líderes de estas organizaciones, Meir Ettinger y Elisha Yered, también figuran en la lista de colonos radicales sancionados en estas calles de la UE.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Los otros dos denunciados son Neria Ben Pazi, acusada de haber atacado repetidamente a Palestina en las localidades de Wadi Seeq y Deir Janir desde 2021, y Yinon Levi, que participó en “múltiples actos de violencia” contra localidades palestinas cercanas a la ausencia ilegal en Mitarim. . donde vive, informe a la UE. Ambos individuos también han sido sancionados por Washington: Levi desde febrero y Ben Pazi desde marzo.

No es la única acción coordinada entre Bruselas y Washington en la relación con los colonos radicales, un tema tabú que se ha convertido no tanto en las orillas del Atlántico: poco después de publicar sus restricciones en la UE, el Departamento de Estado norteamericano sancionó Estos llamamientos apuntan al líder de Lehava, Ben Zion Gopstein, por dirigir una organización “envuelta en actos o amenazas de violencia contra los palestinos, a menudo atacando zonas sensibles o volátiles”. Al mismo tiempo, el Departamento del Tesoro denunció a dos entidades, el Fondo Monte Hebrón y Shlom Asiraich, “por su trabajo estableciendo campañas de reconocimiento de fondos en nombre de dos extremistas sancionados por Estados Unidos, Yinon Levi y David Chai Chasdai”.

La decisión europea no fue fácil para la ronda negativa de los primeros meses del conflicto de una reducción, pero para un grupo de países, entre ellos Austria y la República Checa, dar cualquier paso que pudiera interpretarse como una crítica a Israel. De ahora en más la trascendencia de la resolución, difundida en marzo, de abrir un primer paquete de restricciones, que se interpretó como un cambio cualitativo en el posicionamiento europeo ante un conflicto cada vez más complejo y violento en Oriente Próximo.

En la misma convocatoria ministerial de marzo también se decidió un nuevo paquete de sanciones contra Hamás. Pero para evitar cualquier enfrentamiento entre la organización terrorista y los colonos israelíes, algo que preocupaba a algunas capitales europeas, se dieron cuenta de que se anunciarían por separado: las nuevas restricciones contra Hamás se publicaron en Diario oficial de la UE El pasado llega y, ahora, también da los primeros pasos contra los ciudadanos israelíes.

En el caso de Hamás y sus alias, la UE anunció la semana pasada la inclusión de tres entidades en su régimen global de sanciones por abusos de derechos humanos. Si se trata, anunció el Consejo de la UE, las organizaciones Al Qasam y Nukhba, brazo armado y fuerza de la élite de Hamás, y la Brigada Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica Palestina. La UE acusa a estas tres entidades de haber participado en el ataque del 7 de octubre contra Israel que desestabilizó el actual conflicto en la región y, en particular, de haber cometido “actos generalizados de violencia sexual y de género” durante ese ataque.

La decisión de sancionar a los colonos violentos se tomó después de que varios países, como España, anunciaran su intención de aplicar sus propios castigos si Bruselas no se pronunciaba al respecto. Pero lo más importante es que Estados Unidos, el principal aliado político y militar de Israel, también impuso sus primeras sanciones a principios de febrero a cuatro colonos que participaban en actos “intolerables” de violencia contra palestinos o activistas israelíes, así como en amenazas e intentos de destruir o explotar sus propiedades. El Gobierno de Joe Biden también ha abierto la puerta a sancionar a más personas que, según la orden oficial, con sus acciones “constituyan una grave amenaza a la paz, la seguridad y la estabilidad de Cisjordania y Gaza, de Israel y de la región más grande del mundo”. Cerca del este”. ”.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_